El caso de Dora era increíble. Utilizamos implantes Strauman de los molares y coronas de Zirconio estéticas cubriendo sus dientes. Dora nos dijo que ahora sonríe todo el tiempo.

Los implantes son un anclaje donde se pueden soportar las prótesis que sustituirán a los dientes perdidos. Actualmente son la mejor opción para los casos de ausencias dentarias por su poca agresividad y su alto índice de éxito. Este procedimiento se realiza bajo anestesia local. Muchas veces se aprovecha el mismo momento de la extracción del diente deteriorado para colocar el implante en el mismo momento y así se evita el tener que realizar una segunda intervención. Los implantes colocados de esta manera se les denomina implantes inmediatos y comportan una gran comodidad y rapidez a la hora de realizar estos tratamientos.

Implantes mínimamente invasivos

Hoy día, y debido al desarrollo tecnológico, podemos planificar la colocación de los implantes mediante un software especial y un escáner de los maxilares del paciente con la réplica de la futura prótesis o coronas dentales.

Esta planificación una vez realizada se envía por internet al centro de procesado, donde se fabrica una guía quirúrgica mediante la cual, y sin hacer cirugía, se colocan los implantes. Se le conoce también como "Cirugía Guiada por Ordenador".

Este protocolo de tratamiento es ideal para personas que padezcan alguna afección que limite o impida una cirugía para la colocación de implantes. El postoperatorio es ideal, ya que no se realiza ninguna cirugía para la colocación de los implantes.

Este procedimiento se realiza siempre que exista hueso suficiente, y si se planifica, puede el paciente salir de la clínica con una prótesis provisional fija. La llamada Carga Inmediata de los Implantes.

Implantes de carga inmediata

La técnica de carga inmediata, dependiendo de la boca del paciente, consiste en la colocación de implantes dentales y una prótesis fija anclada sobre ellos en el mismo momento de la cirugía, en vez de la clásica espera de los 2 o 3 meses.

Esta prótesis tiene un fin estético y fonético, si bien con ella se puede realizar una función masticatoria, pero se recomienda al paciente que muerda alimentos duros, ya que los implantes están aún sin cicatrizar.

La finalidad de este tipo de tratamiento es evitar las clásicas prótesis provisionales de quitar y poner, que tienen muchos inconvenientes:

  • Se mueven al hablar y masticar.
  • Producen heridas y rozaduras.
  • Se des-adaptan continuamente debido a la cicatrización de encía que se produce debajo de ellas.
  • Crean inseguridad en el paciente.

Existen numerosos estudios que demuestran que esta técnica es segura, sin embargo, ha de ser realizada por un profesional con experiencia, ya que, a pesar de ser mucho más llevadera para el paciente, es más difícil de realizar por parte del profesional.